Mil y un budas

Indonesia es enorme. ¿Qué hay que visitar sin la menor duda? Borobudur y Prambanan. Son lugares especiales, con mucha historia, pero sobre todo son sobrecogedores. Brutales. Hoy toca Borobudur, lugar sagrado que cuenta con más de 504 estatuas de Buda. No está nada mal.

borobudur.png

Camino a Borobudur

Hoy Suryo, el cocinero del hostel, nos prepara un desayuno típicamente javanés. Delicioso. Tenemos el placer de probar el abon, una especie de ternera desmigada, que estaba muy rica la verdad.

Nuestra primera parada del día: Jombor terminal Bus. Desde allí salen los buses a Borobudur. El Gocar no funciona desde nuestra ubicación así que vamos avanzando hasta poder pedir uno cerca del mercado local. En unos 20 minutos nos dejará en la terminal de autobuses. Nada más llegar encontramos un bus que nos llegará hasta el templo por 25.000 rupias indonesias (2 euros). No era muy moderno, pero con las puertas abiertas corría un aire muy agradable. 😉

Tras una hora y media llegamos a las inmediaciones del templo. 20 minutos más andando y llegamos al destino el templo budista más grande del mundo.

Borobudur, ojiplática me quedo

En la entrada decidimos comprar un billete conjunto para visitar tanto Borobudur como Prambanan, que dura 48 horasAdemás para ahorrar un poco más, yo utilicé el descuento de estudiante. Las entradas para no indonesios son bastante caras, pero el lugar merece la pena sin duda.

 Nota si tenéis planeado visitar Indonesia, no dejéis de visitar Borobudur.

El lugar es impresionante. Seis plataformas cuadradas coronadas por tres plataformas circulares, una obra arquitectónica sublime. Los grabados que decoran el monumento y sus estatuas son increíbles.

1024px-Borobudur_Half_Cross_Section_spanish
https://es.wikipedia.org/wiki/Borobudur

https://es.wikipedia.org/wiki/Borobudur

El lugar es increíble. Cada pequeño detalle está cuidado al máximo. El que ideó (o los que idearon) este lugar, tenían muy claro lo que buscaban, construir un lugar inmortal, que perdurará en el tiempo. Y yo doy fé. LO HAN CONSEGUIDO.

Mientras caminábamos por el templo un grupo de estudiantes se paró a hablar con nosotros. Su objetivo era mejorar su inglés. Pedro (que sabe un poco más de inglés que yo) estuvo con ellos un buen rato, y le hablaron entre otras cosas del proyecto Indonesia Law of Village. Un programa que busca ayudar a los niños de la Indonesia rural con proyectos como el que estaban realizando en Borobudur, aprender inglés. Nos enseñaron además un poco de indonesio, “Choos“, una especie de saludo.

Al llegar a la parte de arriba, con los budas, las cúpulas, las vistas, se crea un ambiente muy espiritual (es bonito de cojo…). Altamente recomendable. Lo malo, los turistas, jejeje. Pero nosotros también lo somos, no? 😉

El último bus era a las 16:00. Así que salimos pitando, nos compramos unos bollos en el Indomaret y justo, allí estaban esperándonos a las 16:00. Salimos puntuales. De camino pudimos ver otro templo, el templo de Mendut, situado en linea recta de Borobudur. ¿Casualidad?

Nos costó un rato llegar a casa, y después de tanto meditar nos fuimos a dormir. Buenas noches.

3 thoughts on “Mil y un budas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *