Shiva en Prambanan

Cuando el día de ayer parecía difícil de superar, el de hoy no se quedará atrás. Hoy vamos a conocer el mayor templo hinduista fuera de la India: Candi Prambanan. Y cómo ayer, lo haremos por nuestros propios medios, en transporte público.

“La paraula Shiwa és un estat espiritual,
si la dius ben alta el món se t’il.luminarà,
és com un gran ah, ah, ah,
és com un gran ah, ah, ah”

Shiva (tot a zen) – Love of Lesbian

En urbano a Prambanan

Comenzamos un día con una duchita en el baño semidescubierto. Con agua fría. Yo me suelo duchar con agua templada siempre, pero estoy cambiando en este año. Después un desayuno occidental preparado por Suryo. Riquísimo 🙂 

La idea de hoy, como decía es ir a Prambanan. Ayer estuvimos en Borobudur y compramos el billete conjunto para ambos recintos que dura 48 horas. Un tour al lugar sale por unos 40€, el trayecto en el Trans Jogja por unos 0,6€. Así que nos vamos caminando a la parada. El 3A que nos lleva al aeropuerto y después del 1A y para allí. Por cierto, que la gente del urbano, muy amables en general. Te ven cara de guiri y te pregunta en seguida donde quieres ir, te avisan de la parada, se avisan entre ellos…

El templo está justo justo en el límite de la provincia de Yogyakarta con la de Java Central. Tan al límite que la frontera bordea el recinto para dejarlo enteramente dentro del sultanato, no así el camino de entrada que es Java Central. Así que nos bajamos del autobús, cruzamos el límite (marcado por unos bellos hitos de piedra) nos acercamos a la entrada del recinto y al entrar volvíamos a Yogyakarta. Como el día anterior en una costumbre que me encantó, lo primero que hacen es ofrecerte un café o agua junto a las taquillas.

Prambanan, el orgullo de la dinastía Sanjaya

El conjunto de templos de Prambanan se erigió en el siglo IX y sólo estuvo en utilización durante 100 años. Dicen que fue promovido como respuesta al cercano Borobudur, de inspiración budista. Mi primera sensación fue que no llega a la majestuosidad de este. Pero poco a poco fui cambiando de opinión.

Prambanan_Temple_Compound_Map_en.svg_.png
Fuente de la imagen: Wikipedia

El conjunto está formado por 240 templos, de los cuales 18 están en pie. Está dedicado a la trimurti, que ya conocíamos de Bali. Es un lugar de una belleza difícil de describir. Dedicamos varias horas a recorrer los principales templos. Antes de ponernos a ello, mientras nos resguardábamos del solaco se acercó un grupo de estudiantes. Como el día anterior, venían a practicar su inglés con nosotros. El que más habló fue Fumi que además nos recomendó que no nos fuéramos de Indonesia sin probar el gudeg(al final no pudimos hacerle caso)

Después de este descanso, comenzamos el recorrido. Empezamos por el de Hamsa el primero a nuestro izquierda. Hamsa es el vahana de Brahma, el creador. Los vahana son las “monturas” de otros dioses y tienen consideración de dioses o semidioses. (A su vez los avatares son dioses en su apariencia cuando visitan la tierra) Realmente interesante. La sensación de estar visitando un templo tan tan antiguo (supongo que las ruinas romanas las tenemos más interiorizadas) era algo muy muy interesante. Fuimos recorriendo los templos en sentido horario, salvo el de Shiva, el destructor, el principal del recinto y que dejamos para el final.

Dentro de este, el único con varias cámaras, hay una dedicada a la princesa Roro Jongrang. (También a Durga y a Ganesha) Me resultó muy curioso que esta leyenda javanesa de una princesa que prende fuego al campo para engañar a los gallos y hacer que parezca que ya es de día es exactamente la misma que nos contaron en Culiapam de Guerrero, en México.

Si os interesa el lugar, el artículo de Wikipedia es realmente completo sobre cómo es el lugar. Fue nuestra guía mientras estuvimos allí.

Candi Sewu, ciervos y a comer

Lo que pasa a veces, cuando viajas frecuentemente o cuando lo haces por sitios particularmente bonitos es que quizá haya lugares que se graben en tu mente lo que merecen. Es quiza el caso del templo de Sewu. Situado dentro del recinto de Prambanan a escasos 800 metros del templo principal, es un templo budista. Es realmente espectacular. Y eso que fue fuertemente dañado por el terremoto de 2006. Pero claro, parece que palicede ante Borobudur o el propio Prambanan.

Ese fue nuestro destino tras salir del templo principal – de hecho hay otros dos templos más: Lumbung y Bubrah – antes de ir a comer algo. Eran ya las cinco de la tarde. La elección fue bakmi rebus (fideos al estilo de Java) y tempe mendoan (¿ya os he dicho que me encanta el tempe? 🙂 

Comenzaba a atardecer así que nos fuimos de vuelta al templo de Shiva a ver cómo se iba poniendo el sol. Ya de noche nos fuimos para la salida. Fue la única vez hasta ahora que regateando con el taxista no llegamos a un acuerdo. Así que nos fuimos a casa en bus 🙂

2 thoughts on “Shiva en Prambanan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *