La ciudadela de Hanoi

Hoy tendremos un día tranquilo pero interesante. Ayer no lo conseguimos, pero hoy veremos la ciudadela antigua de Hanoi.

hanoi.png

Nos levantamos tarde y desayunamos tranquilamente. Arrancamos el día dando una vuelta por la zona norte del French Quarter. Tras unos, poco apetitosos, noodles de arroz, vamos a comer al KFC que está cerca de la ciudadela, que es nuestro plan principal para la tarde. (Y para el día entero)

Al final, entre unas cosas y otras, llegamos a las 16:00. Por la tarde abren de 15:00 a 17:00 así que tendremos una horita. Tampoco nos hizo falta más.

A la llegada, tres hombres en la entrada (como en otros países que hemos conocido por el sureste asiático, hay muchas personas trabajando para tareas que quizá no lo requieren) nos indican por donde ir a la taquilla. Un enorme cartel con el logo de patrimonio de la humanidad, la preside.

La ciudadela imperial de Thăng Long

Durante más de ocho siglos, (siglos XI al XIX) la ciudadela fue la residencia de los reyes de Vietnam y el lugar más importante de la ciudad de Hanoi (antiguamente Thăng Long) Nada más cruzar la puerta de entrada vimos que las excavaciones arqueológicas. Varias personas estaban trabajando bajo un sol de justicia. De hecho, según parece, la excavaciones comenzaron en 2008 cuando tras demoler el antiguo parlamento para construir el nuevo (está justo al lado) se encontraron numerosos objetos de las diferentes dinastías (que pueden ser vistos en el museo dentro de la ciudadela actualmente) y entre los que se encuentran elaboradas terracotas de cabezas de dragón para los tejados.

La ciudadela, a día de hoy, tiene tres partes. La primera, la que se encuentra en torno a la torre de la bandera. Una de las últimas construcciones de la ciudadela (1812) que fue usada – a diferencia de muchos otros edificios – durante la ocupación francesa. Que sepamos no se puede visitar. Ahora creemos que sí, al día siguiente vimos gente.

Otra de las áreas principales es la de la propia ciudadela amurallada, siendo la parte más bella y mejor conservada Cổng Đoan Môn: la puerta norte  sur creo que es ahora.  Una vez dentro de esa parte del recinto, se pueden ver los edificios militares franceses del periodo de la ocupación y la Casa y túnel D67Construida en 1954 sirvió como cuartel general y búnker de los líderes del ejército popular vietnamita durante la guerra de Vietnam. (Aquí llamada guerra americana).

Esta parte me pareció particularmente interesante. Las salas están montadas con – supongo – los muebles y artefactos originales y fue como viajar en el tiempo. También me resultó muy interesante ver “la otra parte” a la que habitualmente vemos – o veíamos  – en el cine. Algo parecido a lo que me sucedió en Hiroshima y luego, al revés, en Pearl Harbor.

Seguía haciendo un calor exagerado, así que otro uber y para casa. Yo pasé el resto de la tarde echando una siesta mientras Nagore escribía. Por la noche pedimos una pizza pero no apareció el pizzero – quizá culpa nuestra con la dirección y tal – así que salimos a buscar algo de cenar. Optamos por preguntar en el sitio que tienen tenían el récord Guinness de haber hecho la taza de café más grande del mundo. Tenemos suerte. Nos preparan un guiso de ternera acompañado de unos bollos de pan más o menos de verdad. Decidimos takeawayar y cenar en nuestra casita. Comenzamos a ver El Gran Gatsby y damos por terminado del día.

4 thoughts on “La ciudadela de Hanoi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *