Alaska: un paraíso de vehículos abandonados

El 3 de enero de 1959 Alaska dejaba de ser “el capricho de Seward”. Noventa y dos años antes este secretario de Estado se había empeñado en comprar este territorio a Rusia. Tachado de lunático en en vida, el día que Eisenhower firmaba el acta de admisión todavía quedaban nueve años para que se descubriera petróleo en el que ese momento se convertía en el estado número 49.

Quizá hoy nos parezca evidente que Alaska es parte de EEUU pero eso no era nada  convencional en tiempos de Seward. El punto más cercano de los “Lower 48” a Juneau (la hoy capital del estado) es Seattle. A la misma distancia que la que separa, por ejemplo, Orlando de Bogotá.

Supongo que es por ello que – y por la dificultad de las rutas – que recorriendo el estado se encuentra uno con decenas de vehículos abandonados. Desde barcos a aviones, y por supuesto coches o autobuses. Vamos con un pequeño repaso de lo que vimos.

Un vagón del Alaska Railroad

Volvíamos de varios días en Fairbanks cuando decidimos parar un rato y entrar en el pequeño pueblo de Nenana, a orillas del río homónimo en su encuentro con el río Tanana. Estaríamos recorriendo el desolado pueblo durante una hora. Tras la visita a un barco abandonado – ver más abajo – nos disponíamos ya a seguir camino cuando descubrimos este vagón abandonado junto al río. Me encantan los lugares abandonados pero siempre me dan un poco de cosa. Al principio no me atrevía a entrar pero en seguida Nagore me animó :-) Recuerdo un enorme frío. Exactamente el mismo que afuera. El vagón llevaba ahí por lo menos un año. 

WcMgcqdasdasd

Un cementerio de vehículos…

En Homer nos encontramos con este enorme conjunto de vehículos.

Un autobús escolar…

Como el que vio las últimas semanas de Christopher Johnson McCandless. Este de la imagen es uno que se encuentra cerca del verdadero. Ambos en el municipio de Healy. Que sigue estando allí. (Y es causa de problemas todos los años, cuando los fans intentan llegar allí)

Varios coches…

En los hotsprings de Chena. Me encantó ver estos. El coche parece de los años 60 y tiene matrícula de California. Me imagino un apasionante viaje del que el coche nunca volvió y ahí sigue viendo pasar la vida.

el Taku Chief…

Un barco que recorría el río entre 1956 y 1978. Descansa en el que fue su última parada. Los lugareños tienen algunas ideas locas para reflotarlo. 

…y un avión!

El día que visitamos Polo Norte, nos encontramos con un avión. Así como suena. En Fox. Parece que alguien lo había llevado hasta allí y lo tenía en su terreno. No nos pareció bien parar pero encontramos algunas fotos en Google Maps. (Sí, me costó bastante rato encontrar el lugar exacto)

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *