Taj Mahal, ¿el palacio más hermoso del mundo?

¿Qué conocéis de India? ¿No mintáis? Sin duda el Taj Mahal es el lugar más famoso de la India. Dicen que es uno de los lugares más hermosos de la tierra construidos por el hombre… ¿Qué opináis?

Hoy es el día de la turistada

N: ¿Pedro, dónde está el Taj Mahal? P: No sé. Vamos a mirar en Google.

Así es la vida. Conoces un montón de sitios, pero su lugar exacto en el mapa quizá no. Pero lo que estaba seguro es que en nuestro viaje a India íbamos a visitar el Taj Mahal. Y en consecuencia Agra. 🙂

Nuestro plan era madrugar, y ver la salida del sol en el Taj Mahal. 😉 ¿Qué pasó de verdad? Pues que no madrugamos y nos despertamos tranquilamente. ¿Qué le vamos a hacer? Desayunamos en el hostel con unas mexicanas muy simpáticas. Estaban en India para ir a una boda y después se iban a otra boda a Israel pasando primero por Alemania. Sólo tenían una semana en India, así que lo que visitaron como otros turistas fue el Taj Mahal.

Llegada al Taj Mahal

¿Suena el nombre de Shah Uddin Muhammad Shah Jahan I? Quizá no. Pero este señor sultán fue el encargado de mandar a construir una de las nuevas 7 maravillas del mundo, Taj Mahal.

La historia de este lugar es sencilla. Se construyó tras la muerte de Arjumand Bano Begum (Mumtaz Mahal), la tercera mujer del sultán, y la preferida entre ellas. En su honor y como un acto de amor absoluto. Mumtaz Mahal murió dando a luz al número a su decimocuarta hija.

Su mausoleo es visitado cada día por miles de personas, que contemplan la belleza del lugar. Es inmenso y majestuoso. Un acto de amor. Allí descansa junto a su esposa el sultán, juntos en la eternidad.

Taj Mahal

Este lugar único impresiona sobre todo por su tamaño y sus detalles. Cada rincón de este lugar tiene una decoración impecable. El principal material utilizado en su construcción es el mármol blanco. Desde las canteras de Rajasthan era transportado por bueyes, búfalos, elefantes y camellos. Los animales viajaban más de 300 km cargados con el pesado material. Toda una hazaña.

El origen de su nombre es sencillo. Taj, proviene del persa y significa “corona” (el persa era utilizado en la corte mogol), y Mahal es una variante del nombre de la princesa. Por lo tanto el Taj Mahal es significa La corona de Mahal en honor a la esposa del soberano.

Es un lugar mágico, lleno de magia. Aunque la verdad es que su precio (1000 rupias) y la cantidad de turistas, son las partes negativas de la visita. Pero si viajáis a India, creo que ir al Taj Mahal debería ser obligatorio. ¿Qué pensáis?

Una nota: Cuando compréis las entradas os esperan en la puerta unos cochitos que os acercan hasta la entrada principal. Os ahorráis una buena caminata y está incluido en el precio de la entrada.

En busca de un cajero o restaurante dónde pagar con tarjeta

Tras visitar todo el recinto del Taj Mahal decidimos ir a buscar algo de comer. No teníamos más dinero en efectivo, así que buscar un cajero fue nuestra primera opción. Al salir del Taj Mahal, puedes hacerlo por el Bazar Kaserat de Agra, un mercado donde hay bastantes restaurantes. Pero, ERROR. No puedes pagar con tarjeta. Primer cajero, nada, segundo cajero, nada.

Toca callejear sin dinero y con mucha hambre. 🙁 Tras un buen rato volvemos a la calle principal de la puerta este del palacio. Allí está el Cafe Coffee Day. Nuestra salvación. Un sandwichito y hamburguesa y a seguir buscando cajero. Dimos con uno con cash. 🙂 Aún no sabemos que en unos días los billetes de 500 rupias que nos da el cajero dejarán de valer, pero ese día aún podíamos utilizarlos. Compramos algunas postales y a descansar al hostel.

Por la tarde no hicimos gran cosa, descansar, nyumbanear y cenar rico rico en el zostel y a dormir. Buenas noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *