Fuerte Rojo de Agra

Queridos lectores, Agra es una de las ciudades más visitadas de India. Motivo principal: Taj Mahal. Pero nosotros hoy visitaremos otro de los lugares más concurridos de Agra, su fuerte. En India hay un montón de fuertes, lo descubriremos en nuestro viaje por Rajasthan los días siguientes. Pero el Fuerte de Agra será el primero que visitaremos en India. Y nos gustó mucho. 🙂

El Fuerte Rojo

Nuestra mañana será tranquila, ducha y desayuno en el Zostel de Agra. Negociamos por un tuk-tukero y por 100 rupias nos lleva al fuerte. 100 rupias es lo que siempre nos piden después de negociar un buen rato. 😉

Precio de la entrada al fuerte: 500 rupias por persona. Es caro. Pero merece la pena. Bueno a Pedro le gusta más que a mí, pero no está del todo mal. 😉 “Me pregunto: ¿Por qué no hace él este post?” 😉

El fuerte rojo (como también se le conoce) fue un encargo del emperador Akbar y se construyó entre 1565 y 1573. El lugar es impresionante, aunque hay tantos turistas que estropean mucho las fotos. 😉

Nuestro recorrido será el marcado en el mapa (somos gente cívica):

  • Primera visita el palacio rojo, junto a la derecha de la gran puerta principal.
  • Después pasearemos por el palacio blanco, una preciosidad.
  • La sala de reuniones es la siguiente zona a visitar, así como un gran jardín y una mezquita (Meena Masjid).

Algo que nos sorprendió (más a Pedro que a mí) 😉 fue encontrarnos con la “chain of justice”. El sultán  Jahangir fue el cuarto emperador mogol, y es conocido por ser un líder justo, ya que hacía cumplir su ley a todos por igual, sin conceder privilegios a los más apoderados y ricos. De hecho, a través de la cuerda de la justicia, cualquier ciudadano de Agra podía hacer sonar una campana desde fuera de la fortaleza y pedir hablar con el soberano reclamando justicia. El twitter de aquella época. 🙂

Tras el fuerte nuestra idea era volver al hostel y comer allí. Nos bajamos de un par de tuktuks que nos dicen que nos llevan sin saber a donde y cuando van a preguntar entonces nos quieren cobrar más. En una de estas paradas compramos un ajedrez 🙂 A lo loco. (Cuando íbamos a pagar el chico salió corriendo ?¿ Le pagamos a su amigo. ¿? La tarde y noche fue tranquila. Por la mañana comimos sándwich y tortilla de massala cheese, pero por la noche innovamos un poco más, descubriendo el murgh: pollo con mantequilla en salsa. Muy rico. Post post post, The Affair y a dormir. Qué aburrido. Buenas noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *