A tope con la cultura balinesa

Hoy es un día de templos y cultura balinesa. Nos estamos tomando nuestra estancia en Bali con mucha calma, y todavía no habíamos hecho mucho turismo que se diga. Por ello hoy visitaremos el templo de Uluwatu (dicen que es el más hermoso de Bali) y el GWK Cultural Park (nos sorprendió muy gratamente lo que nos encontramos allí).

UluwatuGWK-1.png

 Uluwatu, el templo en las alturas

Nos despertamos en nuestro hotelito, nos tomamos un desayuno rico-rico (Pedro: Tropical Breakfast y yo: Oriental Breakfast) y nos pusimos en marcha. El uber es una manera muy económica para moverse dentro de la isla, así que pedimos uno desde la cuenta indonesia de Pedro y nos dirigimos al primer templo.

El viaje es toda una aventura, porque en Bali, el tráfico es un poco caótico. Las motocicletas son las reinas de la pista y las puedes contar por miles. Salimos de Kerobokan y enfilamos al sur. Dejamos a un lado la autopista de de peaje de Mandara, una impresionante obra de ingeniería sobre el mar del golfo de Benoa.  Pasamos el campus universitario de Balivimos alguna que otra ceremonia por las calles, chicas decorando las calles con ofrendas a los dios y en una hora llegamos al templo. Pura Luhur Uluwatu.

 El templo es un lugar especial en Bali. De hecho es uno de los principales lugares de culto de Indonesia. Su particular ubicación, en lo alto de un acantilado de 75 metros de altura, donde las olas golpean con gran intensidad, lo convierten en un lugar mágico y muy hermoso. Un marco incomparable. 🙂

Una característica de Uluwatu es que tanto el templo como sus inmediaciones están habitadas por unos monitos un poco ladronzuelos. Nada más llegar, un guía se ofreció a espantarnos a los monos, declinamos la oferta y la verdad es que acertamos, solo vimos tres en todo el camino. Tuvimos mucha suerte.  

Al salir nos costó encontrar un taxi. Los uber no llegaban hasta allí. Encontramos a los chóferes de vehículos privados a la sombra de los gazebos, esperando a los clientes. El primero nos pidió 250.000 rupias. Negociando un poco, bajó a 150.000. Lo intentamos bajando una app de taxis y parecía que sí venía un taxi, pero no.  Al final, otro conductor se acercó nos pidió 120.000, bajamos a 100.000 y conseguimos llegar a nuestro próximo destino: GWK Cultural Park.

GWK Cultural Park: Parque Temático Hindú

Cuando decidimos entrar al Garuda Wisnu Kencana Cultural Park no sabíamos muy bien lo que nos íbamos a encontrar. Lo primero fue que la entrada es más cara que otros templos, unas 8 euros, pero ya que estábamos allí entramos.  Nos recibieron una balinesas vestidas con trajes tradicionales, junto al  autobús turístico que nos dejaría en la entrada principal.

El parque cultural ofrece una gran variedad actuaciones tradicionales:

Enlarge

templo-tGWK

http://www.gwkbali.com/

Antes de empezar el recorrido del parque, fuimos a comer algo al restaurante del parque. La comida en Indonesia, además de barata está muy rica.

Nuestro menú:

  1. Nasi romes/campur (arroz con carne y verduras, estilo indonesio)
  2. Botagor (albóndigas de pescado frito, originario de Indonesia, servido con salsa de cacahuete).
  3. Botellita de agua fresquita

Con el estomago lleno no fuimos a ver el espectáculo de danzas balinesas: Barong Keris Dance Sunda Upasunda”, una historia sobre dos príncipes con cara de malos. Los bailes, los trajes, los dragones,… te transportan a un mundo de fantasía muy diferente.

Garuda

Ahora sí empezamos el recorrido y la primera estatua que nos llama la atención es la de Garuda. Un semi dios, que es representado como una águila gigante. Aquí estaba, solo su cabeza, enorme eso sí.

Wisnu

Subimos unas escaleras y allí está esperándonos un peazo de estatua de WisnuSegún el hinduismo, este dios es uno de los dioses más importantes y  forma parte de la trimurti de la religión hindú. La estatua es impresionante, tanto por su tamaño, como por su belleza. 

Cerca de la Plaza de Wisnu, nos encontramos con una pequeña estatua representando a Garuda y Wisnu, creo que nos estaban dando pistas de lo que realmente iba a pasar.

Seguimos el recorrido para encontrarnos con una precioso lugar, Kura kura plaza. Un lugar para relajarse y disfrutar del sonido de la fuente. En el anfiteatro, tuvimos la oportunidad de disfrutar de más bailes balineses: Tari Sekar Jagat: la danza de bienvenida,  Tari Cendar Cendrawasih: la conversación entre dos pájaros, Tari Topeng Moyer: el baile de las máscaras,  Tari Legong Keraton: el de los banquetes y Tari Barong Dan Rangabatalla entre el bien y el mal. Las expresiones faciales y los movimientos de los bailarines son dejaron sin palabras. 

Antes de salir del parque, visitamos el Garuda Cinema, donde estaban proyectando una película de dibujos animados sobre la historia de Garuda y Wisnu. Aprendimos un montón y el aire acondicionado del cine se agradecía mucho. 😉

Como descubriremos casi al final, la principal atracción de GWK Cultural Park es sin duda la gigantesca estatua de Garuda Wisnu. Aún está sin terminar, y a ella pertenecerán las magníficas estatuas de Garuda y Wisnu que están hoy por hoy expuestas en el parque. Esta futura estatua, está destinada a ser una de las esculturas más altas y más grandes de todos los tiempos. La estatua junto con su pedestal alcanzará los 120 m de altura, y en la parte de las alas extendidas su diámetro medirá 64 m.

gwk.png

Hoy ha sido un día muy provechoso y cultureta, así que pillaremos el uber para volver a casa, un bañito. Cena rica y a dormir. Buenas Noches.

3 thoughts on “A tope con la cultura balinesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *