No te olvides la toalla…

cuando vayas a la playa. Uo, shalala, ye, ye, ye, ye. Vale, ya sólo quedamos leyendo los late millenials. El día de hoy, iremos por primera vez, de playeo en Bali.

kuta.png

Desayuno, uber con Mohamed y a la  playa de Seminyak. Antes pararemos a recoger la ropa de la lavandería. Sin éxito. Fermé. Volvemos a ver que la publicidad de exteriores de tabaco – y la gente que fuma – es alta en la isla. A la llegada a la playa nos encontramos con una marea altísima. Además está nublado. La primera sensación de la playa, de arena negra,  no fue demasiado buena.  Es una playa concurrida, además.

Pleamar en Seminyan

Hacia viento y calor y la marea era alta. Estaba nublado. No nos apetecía mucho bañarnos y nos pusimos a dar un paseo hacia el Sur. Prácticamente no había nadie en toallas. Normal, claro, el agua llegaba hasta la calle. Todo el mundo en tumbonas. Así que después de andar un rato más  y cuando ya el sol sí pegaba de lo lindo, negociamos con un par de chicos y alquilamos una. A lo loco.  Así pasamos la mañana. Leyendo, viendo las olas, moviendo la tumbona siguiendo el sol… al final un bañito y de camino hacia Kuta, por la playa.

De paseo en Kuta, bueno, en un centro comercial

Buscamos un sitio para comer. Nos encontramos un centro comercial y entramos, tras pasar un control de seguridad. Es un Bali completamente distinto al que hemos visto ahora. Podíamos estar en La Vaguada. De hecho, por ejemplo, una librería a la que entramos tiene todos los libros en inglés.

Vemos una especie de entrada de Disneyland de cartón piedra. Son unos recreativos vacíos de gente y llenos de máquinas japonesas que yo no había visto antes. Además de un Metal Gear Solid Arcade y un Mario Kart Arcade. Queremos jugar al Mario Kart, que es ya tradición, pero tenemos que recargar 8€ en la tarjeta del sitio. No way. Con eso comemos dos días. Una pena porque la partida eran sólo 30 cents.

Seguimos de paseo por el centro comercial, sí, se estaba bien en el fondo. Veremos la tienda del Museo KaimNo, el museo no. Pero pude ver bastantes productos terminados con la técnica batik,  sobre la que leí hace unos días y que me interesó bastante. De hecho es patrimonio inmaterial de la humanidad.

El batik es una técnica textil originaria de Java. Desde 2009 es patrimonio de la UNESCO. Etimológicamente viene de la palabra tik “un poco, una gota” que es perfectamente descriptivo del resultado final que se le da a los tejidos que parecen teñidos a gotas o a líneas.

La técnica consiste en que se usa cera para dibujar grecas o motivos sobre el tejido. Cuando se usa el agente, este no se adhiere a las fibras bajo la cera. Se puede repetir el proceso con más cera y distintos colores. El resultado final es muy colorido y muy llamativo. Parecido, quizá, a las técnicas que vimos en Mexico.

Dimos una vuelta una tienda de DC Comics y después por la food court, pero no nos convencía nada, así que nos fuimos al McDonalds. (Espacio para sus abucheos)  El índice Big Mac, en esta caso, es correcto. 2€. Disfrutamos de la comida. Nos fuimos a tomar un cafecito. Al McCafe (Espacio para sus abucheos) Un uber y a casita. Pasamos por la lavandería. Fermé. Tarde en la piscina y un pad thai vegetariano para cenar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *