Costaleando por la Coastal Walk

Día 2 en Sydney. El menú de La Jantoguía sugiere hoy recorrer hacia el sur la costa este de Sydney: The Coastal Walk.  Además nos viene perfecto porque vamos a ir hasta Bronte Beach donde viven Bea y Gonzalo y con quienes nos quedaremos los siguientes días. Que guay volver a ver a gente que forma parte de la vida de uno 🙂

coastal-walk.png

Unos 6 kms de camino junto a los acantilados. Pasando por dos infinity pool construidas junto al mar. Una, de pago,  justo en Bondi: Icebergs Pool – que Nagore conoce porque sale en la cabecera de “Veterinario al rescate” – y otra en Bronte, que Janto nos ha dicho que es gratis. Inside information llaman a esto.  Pero no sólo de piscinas vive el costalero sideniano. Impresionantes vistas, – nos recordaron a Asturias varias veces – preciosos parques y un cementerio junto al mar llegando a Coogee que haría las delicias precisamente de Emily Brönte o Bram Stocker.

Bronte y bañistas atrevidas

Así que poquito a poco, disfrutando realmente del paseo nos acercaremos a Bronte. Un poco de hacer pierna en Bronte Road y conoceremos a Gonzalo, la amabilidad hecha persona 🙂 Así que ya organizados nuestros siguientes días, volvemos a la coastal. Que iremos por la mitad… 😉 Creo que fue aquí, en la playa de Bronte, donde vimos por primera vez lo bien preparado que está Australia para que la gente disfrute de la naturaleza y las playas. Barbacoas eléctricas, baños, lugares para comer, duchas a veces… ya nos había avisado Raquel y así mismo es. Tendremos ocasión de hacer uso de ello en nuestro viaje por la costa este la siguiente semana.

Pero hoy todavía es hoy. Es otoño en el hemisferio Sur. Pero Nagore no entiende de eso, así que se dará un chapuzón en Bronte Baths. Como en episodios anteriores, me dejaría en ridículo por friolero. Fotos, toalla y de nuevo seguimos la ruta, pasando por una preciosa escultura de Keizo Ushio. La siguiente parada será ya en el siguiente pueblo: Waverley. En plan jubiletas, nos sentaremos a ver jugar a unos señores a la petanca.  Oh, wait. Que no es petanca. Que es berfutbouls.

Hamburguesas en Coogee y a descansar

Y seguiremos caminando, llegando ya a Coogee. Justo a tiempo de entrar en el Coogee Pavilion, para no calarnos. Pero vamos, que viendo las argollas de afuera para aparcar a los perros y el banco gigante, no creo yo que la lluvia en Coogee encoja a la gente 😉

Mientras llegábamos me sorprendió ver un Opel Astra con un logo extraño y de manera similar a como nos pasó con nuestro Chevrolet Corsa en Argentina, descubrí que aquí la empresa que comercializa los coches de GM es Holden. Luego vería ya muchos concesionarios por Australia.

Bueno, que decidimos hacer caso a la jantoguía y  no nos decantamos por ninguna de las opciones para comer, si no que vamos a buscar el sitio recomendado. Todavía estaremos a punto de comer en la siguiente esquina pero se han quedado sin pollo así que llegamos a Burger Barrel. Buenas hamburguesas de pollo que nos zampamos. Y poco más por hoy. Vistazo a la Tripview Lite.  Ya sabemos el bus. Arco iris. A casa. De tranquis.

Por la noche aún saldremos a tomar una cerve al Bondi Hotel con Carmelo y Andrea, amigos de Janto. Pero pronto a dormir. Que mañana es día largo. (y que esto tampoco es Ibiza ahora mismo, que hasta tienen toque de queda…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *