A 100 rupias, me lo quitan de las manos

En Udaipur no nos podemos quejar. Cada día tenemos algo que hacer. Hoy, nos vamos a poner en las manos del hostel. Ellos organizan actividades gratuitas para conocer un poco mejor la ciudad. Primero ruta gastronómica y después visitar el palacio de Monsoon. No suena mal, eh? :)

Food tour

Hemos quedado a las 11h en la puerta del hostel para empezar nuestra ruta de comida, pero sin embargo antes queremos desayunar algo rico. Sin café cuesta todo un poco más ¿no creéis? Lugar escogido el Ginger Café, con unas vistas preciosas al río. :)

Al plan se apuntan casi todos los huéspedes. Es gratis, no? Empezaremos recorriendo algunos rincones de Udaipur.

Ruta gastronómica:

  1. Empezamos con ravuri, una postre hecho con leche de coco.
  2. Cambiamos de local y nos dieron un pam (pero para llevar) -estaba malísimo-
  3. Entramos a un local para probar las samosas de patata con chutney (azúcar y turmérico), acompañado de té negro o chai. Aquí también las kachori, samosas redondas de lentejas, muy ricas la verdad.
  4. Cambiamos y probamos el zumo de caña de azúcar, muy típico de India. (yo no soy muy fan)
  5. Probamos patatas y bananas fritas (yumyyyy)
  6. Disfrutamos del forja rice (arroz caldoso)
  7. Comimos los dulces típico de India los Gulab yamun, un postre elaborado de leche condensada y harina de trigo.

Además de probar las delicias hindúes, disfrutamos recorriendo el mercado de Udaipur, lleno de especias, frutas y alimentos exóticos. Charlamos con la gente y otros viajeros y aprendimos como se dice malvavisco en hindi: patasha o que yagri significa lo hecho del zumo. Shanti shanti se repitió bastante en todo la excursión. Su significado al final. 😉

El palacio ese sí que está alto, eh!

La mañana ha sido muy divertida, en compañía más guiris como nosotros. Creo que en Udaipur están más que acostumbrados a lidiar con los turistas de todo el mundo, para ellos era de lo más normal.

Ya no teníamos hambre para comer, así que fuimos al hostel a descansar un poco y decidimos merendar algo antes de la excursión de la tarde. El café Grasswood fue nuestra elección, café rico y un sandwichito. Yumyyy :) Somos unos gordacos.

De nuevo hemos quedamos en el hostel y compartir un uber para llegar al palacio monsoon (bueno a la entrada 5km antes del palacio). Primer error, no sabíamos lo que costaba llegar hasta allí. Si esperabas a que te subieran en van eran 300 rupias más 80 rupias de entrada. Nosotros no teníamos apenas dinero, porque los ATM seguían cerrados, :( así que preferimos subir andando. OMG.

Menuda caminata, son 5 km, pero a mí se me hizo eterno. Comenzamos la caminata con un amiguete de Burgos y otro de Oulu. Con mucho esfuerzo llegamos a ver otra puesta de sol en Udaipur. Aquí es lo que se estila.jejeje. 😉

Último atardecer en Udaipur

En mi opinión esta excursión no merece mucho la pena. El precio es muy caro para los estándares indios. La puesta de sol fue bonita, pero os aconsejo que si queréis ir andando vayáis con más tiempo que nosotros. Otras chicas que subían hicieron auto stop, y llegaron antes (como consejo).

Llegar, llegamos, con la lengua fuera, eso sí. Oh :) Más puestas de sol. El palacio, está medio abandonado, de hecho, nadie nos pidió la entrada al entrar. :( Las vistas bonitas, también lo fueron a la subida.

Decidimos gastar parte del poquito dinero que teníamos en pillar un taxi para bajar (estábamos realmente cansados 😉 ) y nos fuimos al centro al cenar con nuestras nuevas amigas del hostel, tras ir a comprar algo de bebida. (Para ellas 😉 Un sitio rico rico, y muy económico. Así es India.

Por la noche, dimos aún una vuelta por la ciudad. Tranquilamente. Ya sabéis shanti shanti. Significa en paz. Buenas noches. :)

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *