Udaipur: Ciudad de cultura

Seguimos de ruta por India. Queremos aprovechar cada día que nos queda en este país tan diferente y extraordinario. Hoy entre otras cosas visitaremos el lugar más monumental de Udaipur el Templo Jagdish y como no seguiremos disfrutando de las puestas del sol más bellas del mundo (bueno me he pasado, pero sí que son bonitas).

Un gran templo hindú

Antes de empezar el turisteo, desayunaremos en el café Satori, un lugar muy agradable donde disfrutamos de un buen chai y un crepe con frambuesa. Yumiiii. :)

Aunque parezca mentira no es tan fácil encontrar templos hindúes de esta magnitud en India. La gran diversidad de religiones y culturas que abarca el país es inmensa. La verdad es que impresiona encontrarte con este lugar en medio de las calles estrechas de la parte vieja de Udaipur.

El Templo Jagdish data del 1651, y está dedicado al dios Vishnú. Antes de encontrarte con el templo tendrás que subir los 32 escalones que la separan de la calle. Eso sí los dos imponentes elefantes que custodian el templo te harán compañía.

El lugar es digno de visitar, ya que todo el lugar está hecho de mármol tallado con miles y miles de figuras y motivos. Es realmente impresionante. Las ardillas correteaban por el templo, disfrutando de la sombra, ya que hacía mucho calor (cómo no, estamos en India). 😉

Ya es hora de comer, y decidimos ir a buscar un bonita terraza con vistas al río. Primera opción en Café Ra, un sitio muy chulo con temática de bollywood. El menú no nos convenció, pero el sitio es muy bonito. El lugar escogido fue una terraza cerca del templo. Las vistas no eran las mejores pero la comida sí. Yo me pedí un sandwich de pollo (no me juzguéis, echo de menos la comida de casa), aunque también pedimos panner con verduras y mucho nan. Yumiiii. 😉

Seguimos nuestra ruta bordeando el río y hasta nos encontramos una cuadra. Así es India no deja de sorprenderte. Decidimos tomar un café. Entramos en el Hotel Natural Lake view & restaurant, gran error. Tardaron una eternidad en sacar un café. No sabemos de dónde lo trajeron. Además el lugar era horrible. La música estaba a tope. Yo les doy un -10.

En buscar del mejor atardecer

Ayer vimos una puesta de sol preciosa. Pero hoy descubrimos una aún mejor. Justo al final de una calle (la del hostel), en la calle Ambrai, hay un mirador donde contemplar la puesta del sol sobre el Taj Lake Palace. Una preciosidad. De los tres atardeceres que veremos en Udaipur me quedo con este. Un 10.

De bailoteo por Udaipur

Si preguntáis que hacer en Udaipur, lo más seguro que os recomienden visitar el espectáculo de Dharohar Folk Dance en el Bagore Ki Haveli. La entrada cuesta 90 rupias para los hindúes y 150 rupias para lo extranjeros. Además hay que tener en cuenta que si queréis utilizar vuestras cámaras os cobrar un sobre cargo de 150 rupias. Pero todo eso merece la pena (son 2 euros la entrada). Charleta con un matrimonio californiano en la cola y p´adentro.

Yo lo recomiendo, ya que el show es asombroso, tanto los bailes como el espectáculo de marionetas. Recomendable 100%.

Los bailes que nos ofrecieron forman parte de la cultura hindú de muchos territorios de Rajastán. Pudimos ver la danza  Jeri del norte de  Rajastán, la danza Gorban, la danza Goveri, la danza religiosa del monzón; la danza Dera Hadi del centro de Rajastán y la danza noble. Un espectáculo sin igual.

Tras este día tan completa aun nos quedará la cena. Lugar escogido el restaurante Hari Garh, con vistas las río y muy cerca de nuestro hostel. Un lugar mágico, dónde cenamos muy rico la verdad. Buenas noches.

Comenta con Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *