Makassar es para descansar

Hoy nos hemos levantado un poco peleones. Intentamos negociar con el encargado del Hotel, para escribir algún post a cambio de un regalito (habitación gratis). 😉 Pero no hubo suerte, él quería pero su súper jefazo, no. Eso nos cuenta. Así que buscamos algo más barato, y nos mudaremos después de comer.

Lugar escogido para comer, el restaurante al lado de nuestro Hotel. Comimos muy bien. La gente muy amable. Nos costó saber si estaba abierto porque estaba la puerta medio cerrada, pero al entrar nos recibieron con los brazos abiertos. Al ser Ramadan tampoco tenían mucho publico todavía. Nos comimos una par de arroces típicos de la zona. Rico-rico. Y a cambiar de Hotel. El nuevo Hotel estaba en nuestra misma calle, a unos 20 minutos.

Hotel Harmoni fue el más barato, y estaba muy bien. Lo encontramos usando una OTA indonesia que se dedica a vender sólo habitaciones “premium” en hoteles convencionales.  Cenamos cerca, en el restaurante que nos recomendó el recepcionista, El Tea Garden. Demasiada carta, nada rico-rico 🙁 .Yo me pedí un sandwich y Pedro unos spaguettis. Volvimos al Harmoni.

En el Hotel teníamos televisión para ver a España.  Jugó a las 3 a.m, Pedro se despertó y yo no. Buenas noches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *