Gyncana en Kuala Lumpur

Hoy tendremos uno de los días más divertidos del año gracias a Sergio 🙂 Nos preparó una gyncana por la calles y lugares de Kuala Lumpur. Mediante pistas preciosamente ilustradas nos iba guiando por algunos de los puntos más bonitos de la ciudad, cuando llegábamos, debíamos averiguar la respuesta a una pregunta para saber cuál era el siguiente destino. 

Hemos tratado de replicar la experiencia para nuestros lectores y por tanto cada parte de este post que cuenta los distintos lugares visitados y sus fotos sólo es accesible si se escribe la respuesta a la pregunta. Lo que hemos hecho es en lugar de hacer privadas las pistas, hacer privado lo que vivimos nosotros. Esperamos que os divirtáis, aunque sea un poco menos que nosotros. 

Comienza la gyncana

Nos levantamos como si fuera 6 de enero. Sabíamos que hoy teníamos algo pero no sabíamos qué y esa es una sensación muy guay 🙂

Mientras desayunábamos, abrimos el correo y ahí estaba. Recien llegado. El conjunto de instrucciones de la gyncana. Con la emoción encima, nos pusimos a ver la primera pista, que decía así:

Esta fue fácil de averiguar, así que en seguida nos pusimos en camino hacia…

Nuestra siguiente pista nos costó, pero al final lo sacamos, con ayuda de la Wikipedia, no con los carteles del lugar. Así que un Uber y hacia el centro de Kuala. Concretamente a un otro templo hindú.

La contraseña es el apellido, la primera letra en mayúscula

Estábamos muy cerca de Chinatown, y hacia allí nos dirigimos al encontrar la respuesta a la siguiente pregunta. Nosotros lo estábamos pasando pipa. ¿Cómo vais vosotros? ¿Ya tenéis la respuesta a la pregunta del templo? Son sólo las seis primeras letras. El siguiente está cerquita, al final de la calle, aunque nos perdimos un poco 🙂

Bueno, pues ya teníamos la respuesta a la siguiente pregunta, en número, así que pudimos seguir camino. Ya sabíamos a dónde.

Descubrimos la respuesta a la siguiente pista dando un paseo por allí – ya la sabíamos en el fondo – y nos pusimos en camino hacia el siguiente lugar. No sin antes esperar una hora entera al uber – era hora punta – y comprar sellos – enormemente baratos – para nuestras postales.

—–

Para conocer la respuesta a la siguiente pregunta preguntamos a unos chicos que estaban por allí haciendo ejercicio. Que se mostraron sorprendidos pero divertidos.

Las respuestas a estas dos últimas preguntas son Bunga Raya Orquídea. No hay contenido oculto pues la primera no nos hizo movernos y la segunda fue la dirección del restaurante donde cenamos.

Por fin lo habíamos logrado, habíamos resuelto todos los enigmas de la gyncana del gran Clark. 

Podíamos ya disfrutar del premio final – nueva cena española 🙂 – para un día de 10. Escribirlo o leerlo – lo siento – no es ni la mitad de divertido que recorrer una ciudad nueva siguiendo pistas si saber donde vas a estar al rato siguiente 🙂

2 thoughts on “Gyncana en Kuala Lumpur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *