Cafés, templos y arte urbano

El día comienza con una sorpresa. Finalmente Jolana, la chica checa que conocimos en Udaipur ha llegado a nuestro hostel así que vamos a desayunar con ella y unas chicas británicas al Zesto donde cenamos anoche. Ella se marcha ya de vuelta a casa y nosotros tenemos previsto volver al centro de la ciudad a hacer un poco de turismo.

19-nov.png

Mezquita de Haji Ali Dargah

Como en otros días – ya nos lo sabemos – tomaremos el metro hasta Andheri y ahí cambio al tren de cercanías en dirección sur. En esta ocasión, nos bajaremos en Mahalakshmi, y comenzaremos desde ahí nuestra ruta del día.

El primer plan es visitar la mezquita y dargah (tumba) de Haji Ali. Es uno de los lugares más conocidos de la ciudad. Se encuentra en una isla accesible en marea baja. Se construyó en 1431 en memoria Haji Ali, un rico mercader que abandonó sus bienes para la peregrinación a La Meca. Se cuenta que en su camino falleció y   y su cuerpo apareció en el mar de Arabia, frente a Bombay, donde fue eregido el santuario.

La verdad es que no nos causó una gran impresión, no sé muy bien por qué. A lo largo del dique o pasarela hay personas enfermas o mendigos – también personas con pequeñas básculas, no sabemos para qué –  y al final se encuentra la pequeña mezquita, un ejemplo de la arquitectura indoislámica. Las mujeres no pueden entrar a la mezquita, así que dimos la vuelta al santuario y nos volvimos por donde habíamos venido.

Reconocimiento a las mujeres indias

El plan del día era ver una localización televisiva, luego lo veremos. Así que seguimos caminando en dirección sur. Vimos que estábamos cerca del museo del cine indio y nos fuimos para allá, pero no logramos encontrar la entrada al recinto. Creo recordar que preguntamos pero no logramos sacar nada en clara. Lo que sí pudimos ver fue una de las fachadas del Sophia College for Women. Llena de murales con mujeres importantes de la india y mensajes feministas positivos.

Pues nada, a comer. Literalmente debajo de una higuera de Bengala. (Banyan Tree) Estuvimos la mar de a gusto en ese pequeño remanso de paz. Seguimos de paseo y nos dio por tomar un café cerca del mar. Increíble lo bueno que estaban las tartas en Tulip´s. 🙂

Templo Shree Babulnath Mandir

Nuestro principal plan del día era visitar este templo. Es uno de los más antiguos de la ciudad. Dedicado a Shiva se encuentra en lo alto de una pequeña colina (rodeada de edificios) Existe un ascensor que te sube a la cima por una pequeña cantidad. En el fondo veníamos a verlo porque es el templo en el que reza Kala de Sense8. 😉

El templo nos gustó. Es pequeño y ese día había poca gente. Se respiraba tranquilidad. Estuvimos un rato por allí y comenzamos a descender andando por las numerosas escaleras.

De regreso a casa

Comenzaba a atardecer. Salimos a la playa a dar un paseo mientras se ponía el sol. Todavía entramos a tomar algo a un sitio muy molón cerca del edificio de la ópera. Nuestro ya habitual trayecto doble de tren + metro y ya a a nuestro barrio. Una rápida visita al Subway a comer algo y al hostel a descansar. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *