Vecinos del norte y mi vecino Totoro

Hoy tendremos un día especial. Es el primero de los días que tenemos algo concreto que hacer en Seúl y el único que lo teníamos claro desde antes antes de venir. Hoy visitaremos la zona desmilitarizada.

El memorial de la guerra de Corea de Seúl

Desayunamos temprano y nos ponemos en marcha. Hemos quedado a las 9:20 en el hotel President y no queremos llegar tarde. Llegamos temprano. De hecho a las 9:20 no hay nadie tampoco. Finalmente un chico de otra agencia avisa a los de la nuestra. Subimos a la habitación/oficina, pagamos el importe frente a un cartel de la Korean Wave, de la que ya hemos leído por todo el país. Bajamos luego a la 1006, donde está el Korean Travelling Bureau, donde hacemos el primer check-in oficial del día.

La primera visita nos pilla por sorpresa. No hemos leído demasiado lo que hemos contratado y volvemos a nuestro barrio 🙂 Visitaremos, por libre :-(, durante algo más de una hora el museo de la Guerra de Corea, de entrada gratuita. Centrado en la guerra del 50-53 pero también con salas de la historia del país. En mi opinión, a diferencia de otros museos similares que he visto, tiene un enfoque algo más pro-belicista. En su exterior pueden verse además algunos aviones y tanques.

Ahora sí, nos ponemos en marcha. En una hora o así, llegaremos a Imjingak. El “centro de visitantes” Desde el autobús ya habremos visto Corea del Norte. La primera parada será para comer. Probaremos el Bulgogi mmmm.

Dedicaremos la tarde a visitar la zona desmilitarizada y la JSA. Fue una experiencia muy interesante que contamos en este otro post. 

Totoroooo Totoro

De vuelta a la ciudad dedicaremos el resto de la tarde a disfrutar de una tienda que habíamos visto un par de días antes en el centro comercial de Yongsan: una preciosidad de tienda centrada en Estudio Ghibli y en Totoro que nos tuvo entretenidos durante una hora.

Estuvimos disfrutando, visitando también otras tiendas para niños adultos, incluida una centrada en los Gundam que la gente construye como maquetas, que ya habíamos visto hace unos días en Dongdaemun con un chico que tiene una empresa de fondos para exponerlos, que es un fenómeno en el país

El día había dado mucho de sí, así que tocaba volver ya a casa. Cenita, conversaciones varias con España y a descansar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *