Traveling in a fried-out Kombi…

Hoy tendremos un día muy tranquilo pero muy agradable. Nos levantamos en el camping, y nos iremos caminando los 300 metros que nos separan del aeropuerto de Whitsundays. Al día siguiente tenemos nuestro vuelo y nos habían pedido que llamáramos para confirmar. Estamos al lado, así que nos vamos andando.

 Traveling in a fried-out Kombi
On a hippie trail, head full of zombie
I met a strange lady, she made me nervous
She took me in and gave me breakfast
And she said

Do you come from a land down under?
Where women glow and men plunder?
Can’t you hear, can’t you hear the thunder?
You better run, you better take cover

Down under – Men at work

Todo correcto. Y tienen una cafetería con vistas a las pistas de avionetas. Así que nos pediremos un café y estaremos la mar de agusto buena parte de la mañana. Aprovecharemos para planificar nuestros días en Melbourne. Descubriremos las oportunidades de relocations (llevar furgonetas de un lado a otro pudiendo usarlas gratis) y también que en Australia están en campaña electoral.

También fue la primera vez que vimos sobre el Australia´s Biggest Morning Tea ya que en el aeropuerto se iba a celebrar uno. Es un evento benéfico que uno puede organizar para recaudar fondos para la lucha contra del cáncer, siguiendo el estilo de TEDx en el que se crowdsourcea la organización de múltiples eventos por todo el país.

Vuelta al camping para preparar algo de comer. No sabíamos muy bien qué hacer por la tarde así que nos fuimos a dar una vuelta al pueblo. Lo mejor fue que por fin pudimos shazamear una canción que ya habíamos oído algunas veces y que desde ya forma parte de nuestras canciones del viaje 🙂 Es Down Under. La forma cariñosa de referirse a Australia y Nueva Zelanda y que desde su lanzamiento en 1983 es una suerte de himno no oficial de ambos países. La volveríamos a oír varias veces más en nuestros días en Australia. El vídeo, es sencillamente maravilloso, lleno de referencias a Australia:

Ya en el pueblo, pasamos por el Woolworths a comprar alguna cosa y después a disfrutar de una frozen coca cola – en plan Homer Simpson con el yogurlado – y luego a dar un paseo y jugar al tres en raya 🙂 cerca del club naútico.

Pronto volvimos ya al camping. Pasamos el resto de la tarde viendo “El juego de Ender” preparando algo de cenar y viendo unas enormes aves que se paseaban por la cocina con el sonido de Masterchef de fondo.

One thought on “Traveling in a fried-out Kombi…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *